Más vendidos

Descubre los básicos para crear un fondo de armario

La camisa blanca es un todoterreno, de hecho, este clásico podrá salvarte de todo tipo de situaciones, creando looks más casuales o informales en función al resto de prendas con la que los combines, pasando desde tus vaqueros favoritos hasta un traje estampado. ¡Arrasarás!

Los vaqueros skinny son un tipo de prenda que no puede faltar en tu armario, su aspecto desenfadado y juvenil es una alternativa perfecta para los looks informales en tendencia.

Perfecta para outfits informales y para combinar con colores neutros.

Una camiseta básica lisa de color negro o blanco y corte estándar es pieza fundamental a la hora de crear looks. Desde looks sencillos para el día a día, a look cautivadores y mucho más elaborados. ¡Hazte con la tuya!

El punto perfecto entre lo formal e informal, asociados a un aire más juvenil, pero con estilo, esta prenda será tu aliado perfecto para ir a una primera cita, una entrevista de trabajo o reunirte con amigos.

Los pantalones de vestir son un clásico y un auténtico salvadas para reuniones de trabajo que te otorgarán ese punto formal y chic. Combínalos con camisas, americanas o jerséis.

Elige una versátil de colores neutros y combínala con tus trajes para todo tipo de ocasiones.

Un polo puede ser tu salvavidas perfecto para una gran variedad de situaciones. Elígelo en tonos neutros ¡Combinará con todo tipo de looks!

Los favoritos de Leo Cámara

Ropa fabricada en España

Ropa de hombre fabricada en España

La empresa textil comenzó en el año 1984 con patrones y cortes hechos a mano. Sin embargo, no fue hasta 1999 cuando nació Yellow Skin, una marca de ropa masculina fabricada en España que apuesta por la calidad de los tejidos y llega a los jóvenes gracias a la versatilidad de sus diseños.

Prendas masculinas de calidad

En una época donde muchas marcas apuestan por la externalización de sus servicios en países asiáticos, Yellow Skin apuesta por el comercio local. De hecho, prácticamente todos los tejidos están acabados, tintados y estampados en España, por lo cual, los diseños son casi exclusivos. De este modo, nuestra marca de ropa hace una clara apuesta por la creación empleo de calidad y aporta su granito de arena a la sociedad. Además, la marca de ropa Yellow Skin emplea tejidos máxima calidad, cuidando todos los detalles, desde botones, acabados, etiquetado, diseño… para crear piezas versátiles, con una gran calidad-precio y duraderas.

Yellow Skin en la actualidad

Yellow Skin desde 2012 se ha posicionado a nivel nacional como una firma de moda influyente y con gran repercusión. De hecho, nuestras prendas de ropa masculina van dirigidas a jóvenes ambiciosos, atrevidos pero elegantes y en tendencia que apuestan por prendas de calidad y versatilidad. A día de hoy contamos con más de 400 puntos de venta en tiendas multimarca en España y 100 en Portugal.

Instagram

Historia de la moda masculina

Años 20 

Los hombres durante los años 20 solían llevar un traje de tres piezas formado por la chaqueta, el pantalón y el chaleco, sobre todo los colores neutros como el azul, el gris o el marrón.

Para los looks más informales destacaba el zapato bicolor, los estampados en los trajes y sombreros de la época. Además, durante esta década se puso de moda los pantalones Oxford.

Años 30

Durante los años 30 se popularizan los trajes de rayas diplomáticas y los drapeados. El movimiento “Ganster” cobra mucho protagonismo en los looks y los estampados de cuadro o pata de gallo también cobraron protagonismo

Años 40 y 50

Durante la II Guerra Mundial las prendas como las chaquetas cruzadas desaparecieron, ya que había que ahorrar y las prendas tomaron un aire más simple y funcional. Al término de la guerra, los colores llamativos vuelven como sinónimo de celebración. Por otro lado, los pantalones se modernizaron haciendo desaparecer los dobladillos y pliegues. Los trajes seguían estando muy presentes en la moda masculina, y el esmoquin con pajarita hace sus primeras apariciones. En cuanto al estilo informal, durante los años 50 el denim empieza a cobrar protagonismo convirtiéndose en una pieza fundamental de la moda juvenil de la época imitando a actores de Hollywood como James Deam.

Años 60 y 70

Durante estas décadas hubo una auténtica revolución en la moda masculina. La variedad de prendas se amplió y el movimiento hippie junto con Fiebre de Sábado Noche trajeron consigo, telas brillantes y estampadas, zapatos vistosos, estampados atrevidos, pantalones de tiro alto y de campana, la ropa extravagante y el estilo disco.

Años 80 y 90

Las marcas cobran protagonismo durante estos años desbancado la alta costura, puesto que la sociedad quiere presumir de poder económico y prestigio. El estilo punk destacó en los años 80 caracterizado por las tachuelas, adornos metálicos, pinchos y prendas desgastadas.Por otro lado, en los 90 el estilo grunge y rapero cobraron protagonismo, así como prendas más casuales y cómodas.

Siglo XXI

La moda masculina cobró más libertad gracias a los avances tecnológicos y medios de comunicación, permitiendo el uso de prendas más cómodas y flexibles. Durante esta época destaca la aparición de movimientos como el streestyle o la moda hípster.